Conozca sobre nuestro  próximos talleres en línea
Scroll Automatically
Logo 7 Elementos Indispensables para la crianza de sus hijos

¿Qué son los 7 Elementos Indispensables para la crianza de sus hijos?

Es un simple marco de siete rasgos poderosos que le ayudarán a crecer en su camino como padres, y a ser los padres más eficaces que puedan ser. A medida que crece en estas siete características, usted podrá impartir estos mismos en la vida de sus hijos.


Las siete características de una crianza eficaz han sido investigadas a profundidad, están fundamentadas en las Sagradas Escrituras, han sido enriquecidas por años de aplicación en espacios de consejería y terapia familiar, así como por amplia investigación en torno al estilo democrático de la crianza de los hijos.

Infografía de los elementos e iconos de los mismos

PRIMER PASO: Realice la Evaluación de los 7 Elementos 

La mejor manera de comenzar es realizando la evaluación de los 7 Elementos  de la crianza efectiva de Enfoque a la Familia. La evaluación le tomará entre 5-8 minutos, y le dará una imagen clara de sus fortalezas individuales, así como de algunas áreas en las que podría requerir un poco de ayuda. 

¡Adquiera el libro!

Sumérjase en los 7 Elementos Indispensables para la crianza de sus hijos con el libro de Daniel Huerta, MSW, LCSW, Vicepresidente de Crianza y Juventud en Focus on the Family. Este libro práctico y accesible proporciona un capítulo detallado sobre cada rasgo, lleno de consejos e ideas útiles sobre cómo crecer en cada una de estas áreas.

¿Cómo usar esta página?

Una vez que haya realizado la evaluación de los 7 Elementos Indispensables, tendrá una buena idea de cuáles son sus fortalezas como padre de familia, y cuáles podrían ser sus áreas de mejora. Haga clic en alguna de las características a continuación, para acceder a la información sobre cada elemento en particular. 

Ilustración de flechas
Palabra Adaptabilidad

La adaptabilidad es la flexibilidad que tiene su mente para adaptarse a las diferentes situaciones y emociones de la vida diaria. Es inculcar la aplicación de soluciones sencillas y capacidad de ajuste en sus hijos.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área de la adaptabilidad​

¡Felicidades! Obtener una puntuación alta en este elemento significa que puede manejar adecuadamente lo que la vida le depare. Su mente es flexible, lo que le ayuda a ver las situaciones desde múltiples perspectivas. Esto le ayuda a no atascarse en la negatividad. Yo percibo la adaptabilidad, como la receta secreta para la resiliencia y la flexibilidad; como un ingrediente esencial para las buenas relaciones. Usted puede guiar a su familia a través de dificultades, adversidades y estrés. También puede enseñar a sus hijos cómo obtener una perspectiva más precisa cuando los tiempos se ponen difíciles.

Usted está dispuesto a afrontar la vida y no evita el estrés. Más bien, lo ve como una oportunidad para crecer y aprender. El estrés es parte de su vida, especialmente desde que nacieron sus hijos. Usted ayuda a brindarle a su familia una perspectiva equilibrada cuando la vida se complica o se sale de control.

Su familia se beneficia de su capacidad para encontrar soluciones creativas a los problemas, y nuevas perspectivas para circunstancias difíciles. ¿Recuerda el programa de televisión MacGyver? MacGyver era conocido por su capacidad para adaptarse a cualquier situación difícil. Usted es el MacGyver emocional en su hogar.

Los grandes equipos deportivos se adaptan a lo que aporta cada oponente. Usted puede ajustar los planes de acuerdo con lo que se le presente a su familia. Tome en cuenta que, para funcionar adecuadamente, la adaptabilidad debe estar fundamentada en los otros seis elementos.

Puede compartir la fortaleza de su Adaptabilidad al:

  • Modelar y enseñar a sus hijos cómo manejar adecuadamente el estrés. Enséñeles formas saludables de cuidarse a sí mismos y “recargar baterías” mientras enfrentan el estrés y las adversidades de la vida.
  • Enseñar formas de “dejar pasar” ciertas cosas. Muestre cómo se puede mover hacia la gracia, el perdón y el optimismo, aun cuando su mente se incline hacia la ira, la falta de perdón y la negatividad. El amor, la gracia, y el respeto son elementos esenciales que deben acompañar a la adaptabilidad en cada oportunidad de dar el ejemplo a nuestros hijos.
  • Modelar y enseñar cómo lidiar con diferentes personalidades, opiniones e ideas. Cada familia tiene diferentes personalidades que llevan a diversas opiniones e ideas. Aquí es donde el amor y el respeto deben estar presentes para que la adaptabilidad produzca un cambio.
  • Modelar una actitud positiva ante los cambios o las circunstancias inesperadas. Como nos lo recuerda la Escritura, “…Cada día tiene ya sus problemas”. Una actitud positiva de gratitud y gracia mezclada con adaptabilidad ayudará a que esta respuesta se vuelva genuina.
  • Modelar y enseñar cómo hacer una pausa, y mantener una perspectiva, cuando la vida es caótica o estresante. Lea Filipenses 4: 8 con su familia. Esta es una oportunidad para relacionar el concepto de la adaptabilidad con la gratitud y los límites.

Ser un ejemplo y enseñar adaptabilidad puede ayudar a su familia a volverse más fuerte. Sea intencional al transmitir estas habilidades a sus hijos, ellos se lo agradecerán algún día.

Cómo Crecer en el área de la adaptabilidad​

Si obtuvo un puntaje bajo en adaptabilidad, es posible que tenga dificultades para adaptarse al cambio, irse de vacaciones, manejar el estrés, responder al fracaso, las faltas y / o los imprevistos. ¿Se imagina poder lidiar adecuadamente con cualquier situación en la vida diaria? ¿Cómo sería esto para usted y su familia? ¿Le suena esto imposible?

El camino del Expresidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln, hacia la presidencia de su país incluyó fracasos, varias derrotas y una crisis nerviosa. Como padres, tenemos que adaptarnos constantemente, a diferentes personalidades, fracasos, conflictos, enfermedades, y pérdidas inesperadas. Tenemos que adaptarnos a las edades, y etapas de los niños, así como a una gran cantidad de actividades, demandas físicas y emocionales, y el cambio de la tecnología. Es una lucha constante por crear estabilidad en la cotidianidad.

Según un estudio reciente realizado por la Asociación Estadounidense de Psicología, los Milénicos (o Milenials) y Gen Xers reportan los niveles más altos de estrés de los cuatro grupos generacionales (Milénicos, Gen Xers, Baby Boomers y la Generación Silenciosa). Tanto los Milénicos, como los de la Generación X reportan mucho estrés por el trabajo, y enojo debido al estrés.

Recientemente leí un artículo sobre como la policía, en un lugar de la India, encontró a una niña de doce años que vivía en el bosque con un grupo de monos. Ella corría sobre sus manos y pies, comiendo del suelo, desnuda, e incapaz de hablar. No sé quién se estresó más, la niña, o el policía que fue atacado por los monos al rescatarla. No estamos diciendo que usted necesita adaptarse a las situaciones extremas, como vivir con monos, para lidiar con el estrés provocado por la crianza de los niños. Sin embargo, sus hijos están llenos de energía, cometen errores, tienen imperfecciones, y una naturaleza pecaminosa, con la que tendrá que lidiar de forma creativa, mientras maneja el nivel de estrés.

Nuestro cerebro está diseñado para adaptarse ante la necesidad de la crianza de los hijos. El cerebro de la madre comienza a cambiar durante el embarazo, y el del padre cambia a medida que pasa más tiempo con sus hijos. Estos cambios demuestran que fuimos diseñados para adaptarnos.

Nuestros cuerpos y mentes son increíblemente adaptables. Sin embargo, en ocasiones, el estrés sobrepasa nuestra capacidad. Con el tiempo, el estrés, puede afectar nuestro cerebro y nuestro cuerpo, y terminamos volviéndonos reactivos, en lugar de proactivos. En otras palabras, el estrés nos roba la paciencia y el control emocional.

Si decir “no” es difícil para usted, y su ritmo de vida lo agota constantemente, no logrará adaptarse bien a las situaciones, y muy probablemente se quedará sin energía. El cuidado personal es fundamental para la eficacia de los padres. Una de las grandes lecciones que nuestros hijos pueden aprender de nosotros es cómo manejar la adversidad, el dolor, el estrés, la frustración, y las emociones negativas, a través de una confianza implacable en Dios.

La adaptabilidad es parte de la vida. Su crecimiento en esta área le ayudará a reducir su nivel de estrés y hará que sea mucho más agradable para su familia estar con usted en momentos de estrés y / o cambio.

Una puntuación baja en adaptabilidad probablemente significa que el estrés tiende a controlarle. Una excelente manera de aumentar su nivel de adaptabilidad es:

  • Alinee su voluntad con la voluntad de Dios – Ore para que Dios le muestre de forma clara cuál es su voluntad en su vida. Ore para que Dios alinee su corazón y sus deseos con los de Él. Este es el máximo nivel de adaptabilidad. La sabiduría es un componente esencial para una adaptabilidad saludable.
  • Establezca metas pequeñas, y celebre en el camino. El logro de pequeñas metas puede conducir a una serie de éxitos que lo motiven hacia victorias mayores. Puede establecerse metas para aprender más sobre tecnología, en lugar de simplemente decir constantemente “no” a las aplicaciones y dispositivos. Así podrá adaptar e implementar técnicas de crianza y límites a la tecnología en su familia.
  • Aprenda a ser flexible y creativo. A las familias les encanta cuando las personalidades que se perciben poco flexibles y tradicionales se esfuerzan por ser un poco más flexibles y creativas. Encuentre formas de compartir el control y la toma de decisiones. No todo tiene que ser perfecto. Deje que la relación sea más importante que una tarea hecha a la perfección, o siguiendo todas las reglas. Si está abrumado, intente escuchar, y ver las cosas desde múltiples perspectivas, en lugar de intentar controlar el resultado.
  • Haga una pausa para ver el panorama general y aprender a ver situaciones desde múltiples perspectivas. Me encanta preguntar a los clientes con los que me reúno: “¿Cuál es otra forma de ver esto?”
  • Administre las cargas. Imagine que tiene un barril con un grifo. Dibuje el barril en una hoja de papel. Las demandas físicas y emocionales son el flujo que sale del grifo. Escríbalas. Estas pueden incluir la atención y el tiempo que sus hijos quieren de usted. Llene el barril para tener energía y tiempo para cumplir con estas demandas. Podría incluir ejercicio, tiempo de descanso, paseos, dormir, leer y ver películas, lo que sea que le recargue. Escríbalas, y asegúrese de tener espacios para recargar que le permitan mantener el flujo del barril.
  • Suelte las cargas. Cuanto más se aferra a algo, más pesado se vuelve el objeto. El problema no es el peso, sino cuánto tiempo lo sostiene. Lo mismo es cierto para las cosas y las relaciones en nuestras vidas. Algunas personas crean un estrés innecesario al aferrarse al resentimiento por las malas acciones de otros.
  • No permita que las emociones conduzcan su vida. Las emociones influyen en su pensamiento y pueden generar malas decisiones. Reduzca la velocidad lo suficiente para manejar adecuadamente sus emociones. Aprenda a tener una perspectiva optimista.

La adaptabilidad no es fácil, pero es necesaria. Requiere sabiduría y energía, pero valdrá la pena. ¡Su familia sin duda se beneficiará del regalo de su adaptabilidad!

Más recursos sobre Adaptabilidad

ilustración de manos chocando los puños
Palabra Respeto

El respeto reconoce lo mejor de las personas. Es más que reconocer logros. Los niños y los adolescentes son dignos de respeto porque Dios los creó, y Él los ama.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área del Respeto​

El respeto es uno de los principales ingredientes de una comunicación relacional y eficaz. Implica reconocer el valor otorgado por Dios a cada persona. Se demuestra teniendo paciencia y permitiendo que los demás vean que usted valora su opinión, sus pensamientos y su presencia , aun a pesar de sus imperfecciones.

Muy probablemente, usted proporciona a sus hijos un gran sentido de valor, pertenencia y capacidad de logro. Usted da oportunidades para compartir y discutir opiniones a través de una escucha atenta. Si usa el humor, lo usa para conectar, en lugar de imponer, o avergonzar. Más importante aún, modela la instrucción de Dios. Él quiere que busquemos la sabiduría más que las riquezas y el poder. A través del respeto, usted ayuda capacitando a sus hijos para que sean más sabios, y se sientan seguros en la toma de decisiones.

En un estudio para la Revista “Cybertherapy and Rehabilitation”, un grupo de investigadores que analizaron las diferencias entre los estilos de crianza permisivos y severos, encontraron que los hijos cuyos padres les permitieron hacer lo que quisieran, tenían un poco más de probabilidades de desarrollar conductas de acoso escolar (bullying), que aquellos cuyos padres usaban un estilo de crianza severo.

Usted proporciona un equilibrio necesario, y refrescante, de corrección y conexión al disciplinar y enseñar habilidades para la vida. Está dispuesto a escuchar, pero no tiene reparo en establecer reglas que enmarquen límites claros, respeto a la autoridad, y respeto a las demás personas. Tampoco se siente amenazado por que sus hijos cuestionen las reglas y las expectativas. Sus hijos están aprendiendo a pensar, defender su criterio, y resolver desacuerdos. ¡Estas son excelentes habilidades para establecer relaciones!

Cómo Crecer en el área del Respeto​

Una puntuación baja en esto puede significar varias cosas; sin embargo, el hecho de que se esté tomando el tiempo para leer esto, es una señal de respeto hacia su familia. Es posible que haya crecido en un hogar que se comunicaba a través del sarcasmo, el grito, o la imposición.

Tenga presente que, aunque el sarcasmo pudo haber funcionado bien para comunicarse con usted mientras crecía, es posible que estos métodos no calcen con la personalidad de sus hijos. El sarcasmo es engañoso, y puede percibirse como degradante e irrespetuoso. Haga que su objetivo en cada interacción, no sea el poder y el control, sino crear conexión.

El respeto es un rasgo central para la comunicación efectiva, la resolución de conflictos, y la reciprocidad. Es posible que no haya tenido la oportunidad de expresar sus propias opiniones cuando era pequeño, o que no haya tenido modelos consistentes de respeto durante su crianza. Puede que usted tenga dificultades para permitir que otros compartan sus opiniones, porque tiende a imponer sus opiniones. Esto puede ser una gran dificultad si las opiniones de sus hijos se oponen a las suyas.

Los niños y adolescentes con los que me he reunido en mi práctica de consejería, durante los últimos 18 años, han valorado y respetado constantemente a sus padres cuando se les dio la oportunidad de ser escuchados y de expresar su punto de vista. Poder expresar su punto de vista y ser escuchados, les dio las habilidades para desarrollar un verdadero sentido de identidad y respeto, y les ayudó a convertirse en adultos jóvenes preparados para afrontar la adversidad.

Aquí hay seis cosas en las que puede trabajar para ser un padre o madre más respetuoso/a:

  • Tómese el tiempo para hacer una pausa, y explicarles a sus hijos sus expectativas y las razones de las mismas. No es una falta de respeto querer entender el “por qué” detrás de las expectativas y las reglas. Imagínese esto como las reglas de un juego o un deporte. Es muy difícil jugar, si las reglas y expectativas no se definen claramente, y no se entienden sus propósitos.
  • Ayude a sus hijos a convertirse en personas que toman decisiones. Acompáñelos mientras toman sus propias decisiones. Esto lleva tiempo y paciencia. Puede utilizar claves visuales: un recordatorio en su teléfono, su muñeca, una nota en un papel, o cualquier otra cosa que recuerde mirar y escribir – TIEMPO y PACIENCIA – TOMA DE DECISIONES.
  • Haga una pausa, y piense en cómo sus hijos pueden interpretar, o malinterpretar lo que está diciendo. Tenga en cuenta la personalidad de su hijo. Pregúntese “¿cómo se siente mi hijo o hija cuando está conmigo?”
  • Esfuércese en buscar oportunidades para elogiar, en lugar de criticar. Conviértase en alguien que nota las cosas únicas o significativas en su hogar. A sus hijos les encantará esto de usted.
  • Si usted es una persona que usa el humor, úselo para crear, no para destruir. Que sus palabras sean materia prima para ayudarlos a construir su identidad. Utilice el humor para animarlos ante las dificultades. Si no es una persona divertida, como muchos otros padres, busque algunas bromas, o adivinanzas y escríbalas en una servilleta, o una nota para sus hijos. Puede ponerlos en su puesto de la mesa, o en su bolsa de la comida para la escuela. Esperarán con ansias encontrar estos detalles.
  • Pida a sus hijos su opinión y escuche con atención su punto de vista. No necesariamente tiene que darles la razón. Sin embargo, a los niños les encanta ser escuchados y que tomemos tiempo para conocerlos mejor. Aunque usted sea la autoridad, manténgase atento a escuchar a su familia.

Más recursos sobre el Respeto

Mapa con una ruta verde y azul
Palabra Interncionalidad

La intencionalidad es estar presente con el propósito de guiar, enseñar e influenciar a su hijo hacia el crecimiento personal, y las relaciones saludables.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área de la Intencionalidad​

Es fantástico que sea confiable, que esté involucrado y enfocado en ayudar a sus hijos a crecer. Su capacidad para planificar, pensar en el futuro, prepararse, aprender, e invertir emocionalmente es un gran regalo para su familia. En el Antiguo Testamento, Daniel fue intencional en su vida de oración y siguió adelante, a pesar de la adversidad. Estaba comprometido con Dios con todo su corazón.

Tenga en cuenta que la verdadera intencionalidad tiene como objetivo primordial establecer y mantener las relaciones. Dado que usted es intencional, lo más probable es que esté dispuesto a hablar sobre temas difíciles con sus hijos. Su objetivo es prepararlos para las próximas etapas, situaciones y relaciones que enfrentarán.

Nunca me canso de escuchar a un papá o una mamá contarme como escriben notas alentadoras a su familia, en papel, o de forma electrónica. Es una forma sencilla y hermosa de conectarse con los demás. La capacidad de pensar y escribir es un milagro en sí misma, pero escribir o dibujar algo que bendiga e impacte a otra persona, es realmente asombroso.

La intencionalidad también significa que está dispuesto a asumir el arduo trabajo de criar personas. Usted está dispuesto a aprender sobre tecnología para poder criar a sus hijos en un mundo tecnológico. Es muy probable que tenga sistemas de rastreo y filtración de información en todos o la mayoría de los dispositivos móviles, y en su red en casa.

Probablemente, usted tenga acuerdos familiares establecidos, y reglas que ayuden a aclarar los límites y las expectativas. También es probable que tome tiempo libre del trabajo para invertir en su familia. La crianza de los hijos requiere tiempo, sacrificio y trabajo duro, por lo que la intencionalidad es crucial cuando el ritmo de vida de los padres tiende a acelerarse. Puede ayudar a su familia a estar más enfocada y relacionarse al:

  • Enseñar a priorizar. Algunas veces, nuestras prioridades pueden ir en contra de nuestras propias emociones. Haga una lista de “Necesidades” y clasifíquelas en orden del 1 al 10, comparta sus listas con su familia (por ejemplo, aire, comida, agua). A continuación, haga una lista de “deseos” y clasifíquelos. Esta es la lista que le ayudará a enseñar a sus hijos a priorizar. Los niños se benefician enormemente al aprender sobre sus necesidades y deseos. Las necesidades y los deseos tienden a cambiar dependiendo de cómo nos sintamos en el momento. Por ejemplo, si tengo hambre, una comida salta al tope de mi lista de deseos. Si no tengo hambre, se queda fuera de los diez primeros. La intencionalidad ayuda a mantener los deseos donde deben estar para que la vida y las relaciones marchen adecuadamente.
  • Modelar una atención sincera y detallada en la relación que tenemos con otras personas. Jesús estuvo atento a las personas y al cuidado de las relaciones, mientras permanecía enfocado en su propósito y su llamado. Como mamá o papá, puede ayudar a sus hijos a prestar atención a las relaciones y los detalles, de forma que puedan aprender a hacer a un lado lo que no es importante. Es difícil, pero merece la pena.
  • Buscar sabiduría, más allá del conocimiento. Hoy día, la gente está llena de información y conocimiento, pero parece carecer de sabiduría. La sabiduría requiere tomar tiempo intencionalmente para el pensamiento, la lectura, la reflexión, y la respuesta. El discernimiento requiere un pensamiento cuidadoso, y una conexión intencional con Dios. “Conectados” es una plataforma que puede proporcionar a los padres la información necesaria para tomar las mejores decisiones en materia de entretenimiento.
  • Desarrollar e implementar límites saludables y consistentes. Facilite el establecimiento de acuerdos familiares y reglas en el hogar sobre asuntos fundamentales. Por ejemplo, puede explorar sistemas de rastreo y filtración de información para mantener a su familia segura mientras navega por el Internet.
  • Planificar el futuro. Esto significa tomarse el tiempo para entender lo que está por venir. Esto es genial para que los niños aprendan a ver hacia adelante. Puede ayudar a sus hijos, con amor y gracia, a crear planes para desarrollar un sentido de seguridad y responsabilidad. Enseñe habilidades de planificación y permítales colaborar en los procesos del hogar. A los niños les encanta sentirse en control. Comparta el planeamiento y la ejecución con sus hijos de forma creativa y divertida.
  • Tomar la iniciativa en la comunicación. Tómese el tiempo para escuchar y hablar. Su objetivo es la conexión emocional. Siempre que pueda, deje todo a un lado y preste atención de forma intencional. Esté dispuesto a abordar temas difíciles con sus hijos, como sexo, drogas, amigos, toma de decisiones, etc.

La intencionalidad requiere mucha energía y esfuerzo, pero ayuda a mantener a su familia unida en un camino constante. A medida que modele y enseñe este rasgo, obtendrá respeto, especialmente si lo hace con amor y gracia.

 

Cómo Crecer en el área de la Intencionalidad​

Aquellos que sienten orgullo y paz en su corazón, y han obtenido el respeto de los demás …

Aquellos que dicen en el ocaso de sus años, que volverían a hacerlo todo igual …

Aquellos que aman las flores y los árboles, y ver a los animales (y a los niños) jugar …

Ellos son los más dichosos, pues lo que tienen nunca se les podrá quitar.

– George E. Young

 

Me imagino a estas personas tomándose el tiempo necesario para hacer una pausa, observar, y relacionarse. Hacer una pausa requiere conciencia y esfuerzo. No requiere perfección, ni seguir reglas o pasos. La puntuación baja en intencionalidad puede significar varias cosas diferentes, incluyendo el estar muy ocupado y / o desorganizado. Cualquiera que sea la razón, ¡el hecho de que esté leyendo este artículo significa que está siendo intencional! Cambiar requiere tiempo, esfuerzo y compromiso. ¡Estos tres inician con este paso!

El éxito en la mayoría de las cosas, como la música, los deportes y el arte, requiere horas de trabajo duro y disciplina. ¿Cuánto más esfuerzo y tiempo requieren los grandes matrimonios y la buena crianza de los hijos? ¡Mucho más! En realidad, nunca seremos cónyuges o padres perfectos, sin importar cuánto tiempo y esfuerzo invirtamos en nuestras familias. Sin embargo, a través de la intencionalidad, seguimos luchando por el crecimiento y la conexión con nuestras familias.

En realidad, la intencionalidad se trata de aquello a lo que prestamos mayor atención en la cotidianidad. La raíz latina de intencionalidad es “intentio”, que significa “esfuerzo hacia un fin”. La realidad es que estamos llenos de distracciones, algunas más atrayentes que otras. Para trabajar en la intencionalidad, necesitamos aprender a enfocarnos como un láser.

Puede concentrarse más al:

  • Prestar atención y hacer tiempo para las cosas pequeñas. Cada día, intente hacer una lista de algunas metas relacionadas con lo que es importante para usted y cúmplalas. Por ejemplo, escribir una nota de amor a mi cónyuge, escribir una nota de afirmación a mi hija, y escribir una nota de bendición a mi hijo, podrían ser tres grandes cosas que lograr en un día dentro de su lista de conexión intencional. Conforme pasa el tiempo, intente expandir su lista, y seguir agregando pequeños cambios en atención y conexión. Estos pequeños ajustes provocan grandes cambios.
  • Definir lo que es importante para usted. ¿Cuáles son sus deseos y prioridades? Nuestras necesidades son claras: Dios, aire, agua, alimento, refugio, vestido, etc. Nuestros deseos cambian según la hora del día, el día de la semana, el mes del año, la edad y la etapa de la vida. Nuestros deseos no solo dependen de nuestras emociones, sino también de nuestros valores.
  • Tomar el control de su tiempo y horario, así como el de su familia. Esto requiere saber poner límites. En un estudio de la Universidad de California en Berkley, los investigadores estudiaron los hábitos de sueño de 2.700 adolescentes. Los investigadores descubrieron una correlación entre aquellos que van más tarde a la cama y problemas emocionales en la edad adulta joven. También encontraron que los niños con ciclos de sueño saludables (aproximadamente nueve horas de sueño por noche) tienen mejores resultados académicamente. Para que los niños aprendan a calibrar sus ciclos de sueño, que cada vez tienden a ser más y más tarde, los padres pueden ayudar a sus hijos adolescentes a trabajar para establecer límites en la hora de dormir y el uso de la tecnología, con el objetivo de preparar su cerebro para el día siguiente.
  • Tomar tiempo para “conectarse”. Tomarse el tiempo para conectarse con Dios y la familia es prioridad sobre todas las demás relaciones. Si no hay tiempo para esto, las cosas se desequilibran y la vida lo desgasta hasta robarle su salud. Tómese un tiempo en su agenda para sorprender a cada uno de sus hijos con un tiempo para almorzar. Puede escribir una nota y sorprender a alguien con entradas para una película, o un cupón casero para una caminata al parque. Sea creativo, diviértase y saque el tiempo.
  • Aprender a planificar el futuro. Esto es difícil y requiere organización. Ya sabemos cómo postergar las cosas. Planificar con anticipación brinda tranquilidad, no solo a usted, sino también a su familia. Sé de algunas personas que planifican con meses de antelación, pero yo me refiero a algunos días nada más. La intencionalidad se nutre de la sencillez.
  • Enseñar a sus hijos sobre la vida en cada etapa. Cada etapa de la vida de un niño tiene muchas cosas por aprender. Usted tiene la oportunidad de ayudar a preparar a sus hijos para lo que está por venir. También tiene el privilegio de enseñarles cómo comprender y manejar lo que está enfrentando actualmente. Esto requiere intencionalmente desconectarse de su mundo para poder conectarse al de su hijo.

La intencionalidad no tiene por qué ser complicada. Puede ser simple, pero bien enfocada. Todos prestamos atención a algo, solo tenemos que averiguar qué es y por qué nos interesa. ¿Estamos enfocados en lo más importante, o necesitamos cambiar nuestro enfoque? Esta es una gran oportunidad para hacer ajustes y actuar.

Más recursos sobre el Intencionalidad

Ilustración de planta verde con azul
Palabra Amor

El amor inquebrantable es el fundamento de los otros elementos. Comienza con la provisión, y crea la base para el establecimiento de límites. Esos tres crean la oportunidad de enseñar y desarrollar un sentido de misión / visión en nuestros hijos, lo que los conduce a desarrollar una identidad como hijos de Dios.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área del Amor​

¡Excelentes noticias para su familia! Obtuvo una puntuación alta en el elemento fundamental del “amor”. El amor inquebrantable es un rasgo importante, pues es un componente básico para los otros elementos. Usted tiene un ingrediente clave para su hogar. No siempre es sencillo hacer sacrificios, prestar atención a otros, o encontrar energía para interactuar, conectarse o corregir, especialmente cuando la mayoría de nosotros estamos buscando la manera de equilibrar nuestra carga de actividades diarias con nuestro nivel de energía para lidiar con el día a día. Sin embargo, usted provee un “norte emocional” a su familia, en medio del caos. Se requiere sacrificio, flexibilidad y gran cantidad de energía para construir relaciones en la familia.

He visto a algunas mamás y papás, aun cuando están agotados, tomarse el tiempo para hacer una pausa, reír y jugar con sus hijos. Con el tiempo, los niños recuerdan estos momentos y sienten una conexión especial que no pueden explicar con claridad. Muy probablemente, usted también aporta jovialidad y sinceridad a su hogar, que son dones maravillosos para compartir con su familia.

El amor ofrece muchas oportunidades para aprender a vivir con los demás, aun a pesar de sus imperfecciones. Esta flexibilidad solo crece con el tiempo, pues hay una necesidad constante de adaptarse, aprender y responder a las diferencias entre cada uno. Usted aporta una flexibilidad refrescante, que evita que su familia se atasque en los desacuerdos y la negatividad.

Debido a que obtuvo una puntuación alta en amor, también es muy probable que usted exprese amor a los demás miembros de su familia de varias maneras (es decir, con tiempo, regalos, palabras de aliento y otras formas creativas). Muy probablemente, cuando usted está presente, los miembros de su familia gozan de sentido de pertenencia, valía y capacidad de logro, debido a su amor inquebrantable.

Por último, usted ayuda a su familia a experimentar conexión y vínculo. Lo más emocionante de esto es que, como Dios es amor, usted también está proporcionando una imagen de una de las características centrales de Dios. Aquí hay cinco formas prácticas en las que puede ayudar a “transmitir” este gran elemento de crianza:

  • Modele y enseñe cómo amar a Dios, y a los demás dentro y fuera de su hogar.
  • Modele, por medio de la forma en que acomoda su horario, como prioriza la conexión y las relaciones. Muestre a sus hijos formas de administrar su tiempo, para demostrar su amor por los demás.
  • Demuestre amabilidad hacia los demás, aun en medio de desacuerdos y conflictos. Exprésese amablemente de otras personas, incluyendo a aquellos que no le agradan mucho.
  • Muestre formas de hacer una pausa y prestar toda su atención a los demás.
  • Enseñe, y demuestre claramente cómo ser flexible cuando no está de acuerdo con algo o alguien, así como cuando se siente decepcionado o frustrado.

Cómo Crecer en el área del Amor​

Ha hecho un gran trabajo al llegar a esta página. Este es el primer paso para ser un padre más amoroso. Ser un padre amoroso no es fácil, pero es algo maravilloso para sus hijos. Tener una puntuación baja en esto no lo convierte en un padre que no ama. Significa que, talvez la forma en la que usted ha venido expresando amor hasta este momento, puede no estar creando el grado de conexión profunda que usted y su familia podrían llegar a experimentar.

Hay muchas razones por las que puede haber obtenido una puntuación baja en el elemento del “Amor”. Independientemente de la razón, lo más emocionante es que hay mucho que puede hacer al respecto. El amor es más que una simple emoción. Es una disciplina, con muchas decisiones en el camino, que se aprenden y refinan con el paso del tiempo. Una expresión emocional de amor es mucho más fácil y natural para unos que para otros. He visto mamás y papás que son personas que “aman” por naturaleza. Esto se ve a través de sus palabras (cumplidos y aliento) y acciones (servicio, entrega de su tiempo y cariño). También he visto a padres tratar de ser cariñosos, con intenciones sinceras, haciendo cosas por sus hijos para evitarles tristezas, heridas, molestias o algún tipo de malestar. Algunos otros padres se centran más en las tareas, y dan amor al proporcionar orden y seguridad en el entorno del niño, en lugar de la conexión.

Es importante entender que el amor no significa estar constantemente “haciendo guardia” alrededor de sus hijos. La crianza estilo “helicóptero” implica rescatar a los niños constantemente cuando se percibe algún tipo de adversidad. A lo largo de los años, he visto a varios padres volverse contra los maestros porque sus hijos obtuvieron malas calificaciones. ¡Esto no es amor, es un acto en contra de su desarrollo! Estos niños no aprenden a resolver problemas, ni a trabajar más duro cuando las cosas se ponen difíciles. En cambio, son siempre rescatados por sus padres en nombre del “amor”. En un estudio de Kathleen Haughney, de la Universidad Estatal de Florida, se encontró que los “padres helicóptero” atrofian el desarrollo sin tener esa intención, y evitan que los niños crezcan y aprendan a lidiar con la vida.

Dar amor es mucho más que amortiguar y proteger. Para algunos, conectar a nivel emocional es muy fácil. Sin embargo, el amor, que implica límites, corrección y decir “no” cuando es necesario, puede que no sea tan fácil. Es posible que alguien le haya lastimado, o que no haya tenido la oportunidad de ser amado y tener conexión durante su crianza. De cualquier manera, ahora tiene la oportunidad de transformar su situación y aprender a amar. Todos tenemos la capacidad de ser padres amorosos. El ingrediente principal acá es entender de forma clara el amor de Dios y tener una estrecha relación con El. Más allá de eso, todo lo demás depende de usted. Pregúntese, ¿es usted alguien que da prioridad a las tareas antes que, a las personas, incluyendo a sus hijos? Los niños son como piezas de lego, que anhelan conexión siempre que puedan. Ellos son adaptables y compasivos con nosotros.

Para trabajar en el amor, puede comenzar trabajando en estos cinco ejercicios prácticos y fáciles de implementar:

  • Desafíese a jugar, reír y disfrutar con sus hijos durante al menos 10 minutos cada día (Muchos de nosotros podríamos beneficiarnos de más risas, y juegos en nuestra rutina diaria). Durante dos semanas, tómese un tiempo para reflexionar sobre cómo se sintió usted, y observe cuidadosamente los beneficios que esto tiene en sus hijos y su relación. Después de aproximadamente un mes, intente llevarlo al nivel máximo de 20 minutos al día. ¡Yo le reto! Sus hijos lo amarán. No es obligatorio reírnos, pero Dios creó la risa para beneficiar nuestra salud, y está disponible para nosotros en cualquier momento. ¡Qué regalo!
  • Asigne prioridades en su horario. Haga una lista de las citas primordiales y ponga tiempo de “uno a uno” con sus hijos. Los niños aprecian las sorpresas y el tiempo de calidad constante. Para los niños más pequeños, cinco minutos de abrazos y cariño al comienzo del día, puede ser algo que esperan con ansias. Agende encuentros sencillos en su horario, para conectarse y mostrarle a sus hijos que son valiosos para usted.
  • Coloque señales de alto o botones de pausa alrededor de su casa, en el automóvil y / o en su teléfono. Cuando se detenga, practique la atención relacional. ¿Qué puede notar sobre su hijo? ¿Podría decirle lo agradecido que está por su hijo o hija? También puede tomarse este tiempo para compartir con ellos algo que haya notado que hacen bien o que le encanta de ellos.
  • Tómese el tiempo para observar y conocer las particularidades de cada niño. Puede escribirles notas para decirles lo que ve y admira. A los niños les encanta sentir que se les conoce a profundidad. Si escribir notas no funciona en este momento, expresarlo con palabras puede ser muy gratificante para ellos también. Puede escribir en la ventana o dejar una nota en su espejo. Me encanta poner un círculo donde sé que mi hijo se verá en el espejo. Junto al círculo, coloco flechas y declaraciones de lo que sé de mis hijos, como “hijo de Dios”, “gran cantante”, “hermosa sonrisa “, etc. A ellos les encanta y han comenzado a hacer lo mismo en nuestro espejo.
  • Escriba Filipenses 4: 8 y ponga a su hijo en el versículo. Por ejemplo, ¿qué tiene de respetable ______________? ¿Qué tiene de justo _______? ¿Qué tiene de puro _________? ¿Qué es digno de admiración en __________?, ¡esa es la idea! Puede ser un ejercicio difícil. Es posible que tenga que investigar la definición de cada palabra para obtener una idea completa de cómo aplica en la vida de sus hijos. Una vez que tenga esta lista escrita, colóquela en un lugar donde ellos puedan verla.

Más recursos sobre el Amor

Palabra Limites

Los límites en la crianza de los hijos se definen, en primer lugar como el autocuidado que los padres deben practicar, y así obtener los recursos necesarios para nutrir, atender, y cuidar a la familia. En segundo lugar, proporcionar límites adecuados ayuda a los niños a aprender equilibrio y autocontrol.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área de los Límites​

¡Felicidades! Esto significa que es amigo de la palabra “no”. Su objetivo no es la satisfacción temporal de sus hijos, sino su desarrollo. Está dispuesto a superar la dificultad de enseñar a sus hijos a respetar las normas y los límites. Esto requiere coherencia e intencionalidad. Dos elementos que son cruciales para el éxito, a largo plazo, son el amor y el respeto. Tenga en cuenta que, si falta alguno de estos elementos o ambos, la disciplina podría provocar resentimiento, rebeldía, y confrontación en su hogar.

Si obtuvo una puntuación baja en cualquiera de ellos, asegúrese de trabajar muy duro en mejorar antes de establecer más normas y hacer cumplir más límites.

Si, por el contrario, usted le está brindando a su familia la maravillosa tripleta de amor, respeto y límites, ¡usted es una joya para su familia! Incluso si hay un conflicto, sus hijos sentirán seguridad en su hogar y aprenderán a amar, respetar, admirar, y se lo agradecerán algún día. Usted está proporcionando un principio sólido para que sus hijos aprendan sobre lo que significa ser un adulto.

Fuimos creados para desarrollarnos plenamente obedeciendo a Dios, viviendo con su verdad en nuestras mentes y corazones, y escuchando su voz para obtener la sabiduría que tanto necesitamos. El Salmo 119 ofrece un ejemplo maravilloso de los beneficios de amar los mandamientos de Dios.

Hay muchas cosas en la vida que necesitan límites: nuestro tiempo, nuestras relaciones, el uso de la tecnología, medios de comunicación, nuestro “espacio personal”, nuestras conversaciones y todo lo que nos rodea, incluidos nuestros hogares, comunidades, países, mundo y universo. Los límites están en todas partes.

El uso de la tecnología entre los niños continúa aumentando, y las personas que usan tecnología a diario son cada vez más jóvenes. La tecnología requiere normas y límites. Es muy probable que usted tenga los límites establecidos que ayudarán a sus hijos a utilizar la tecnología de forma segura y equilibrada. Aunque puede requerir mucha energía y esfuerzo de su parte como padre, usted es bueno en esto, y su familia necesita que ejerza sus habilidades en esta área.

Dado que hay muchas demandas de tiempo, su capacidad para decir “no” es importante para mantener su sanidad mental y la de su familia. Hay muchas buenas actividades en las que uno puede involucrarse; pero usted ayuda a su familia a buscar las mejores cosas en las que pueden participar.

Lo más probable es que también ayude a su familia a establecer límites claros sobre los medios de comunicación y redes sociales que se consumen. Esto es importante debido al impacto de los medios de comunicación en la mente y el alma de nuestros niños. Los medios influyen en los sistemas de creencias, las creencias influyen en los pensamientos, los pensamientos y las emociones se influyen entre sí y dan lugar al comportamiento. En otras palabras, los medios de comunicación tienen el potencial de influir en las creencias y acciones de nuestros hijos. Es necesario que haya discusión constante en esta área, y que haya consciencia de la importancia de invertir su energía y tiempo, en esta parte de la vida de sus hijos. “Conectados” ayuda a analizar la gran cantidad de medios en nuestra cultura actual, para brindarle la mejor información posible a medida que desarrolla límites en su hogar.

Como obtuvo una puntuación alta en los Límites, puede ayudar a su familia al:

  • Modelar la coherencia de reglas, normas, límites y expectativas. Que sus hijos aprendan que su “no” es “no” y su “sí” es “sí”. Esto ayuda a disminuir la manipulación, y se aprende a respetar los límites que se establecen. Es interesante ver a los entrenadores y jugadores discutir con los árbitros. Nunca he visto a un árbitro cambiar su posición porque un entrenador o jugador se queje de una decisión o piense que el árbitro está equivocado. La decisión se mantiene y el juego sigue adelante. Ayude a los niños a no quedarse atascados en la discusión.
  • Enseñar el ejercicio de la responsabilidad. Usted puede enseñar a sus hijos que las palabras “no” y “sí” ayudan a establecer límites importantes en la vida. De este ejercicio, ellos aprenden a discernir si tienen la energía, tiempo y recursos para hacer ciertas cosas. Podrán ganar la confianza y el respeto de los demás al poder decir “no” cuando sea necesario. Se puede aprender mucho acerca de las personas al ver a qué cosas le dicen “si”. Ayude a sus hijos a poner atención a aquellas cosas a las que tienden a decir “sí”.
  • Modelar y enseñar respeto a normas, y límites. Esto ayudará a sus hijos a navegar de manera más eficaz a través de sus amistades, compromisos, matrimonio, trabajo, crianza de los hijos y la sociedad.
  • Enseñar lo que está bien y lo que está mal. No tenga miedo de tener conversaciones sobre el “por qué” de un límite. Esto ayuda a definir el propósito del límite. Ayude a sus hijos a sentirse escuchados mientras tratan de adaptarse al límite que quizás no les gusta o no quieren.
  • Proteger su tiempo en familia. Esto es importante. Es muy fácil estar ocupado y disperso. El tiempo en familia es fundamental. No necesito darle las estadísticas para respaldar esta premisa. Su familia necesita tiempo de calidad, y cantidad de tiempo. Los límites claros ayudan a su familia a proteger este preciado bien.

Los límites ayudan a que las cosas funcionen bien, aun cuando no nos agradan a nivel emocional. Es bueno que las emociones no siempre estén a cargo de la sociedad. Si así fuera, sería un caos de vacilación y conflicto constante. ¡Esto usted ya lo sabe! Es bueno permitir que las emociones hagan lo que deben, mientras se mantienen los límites necesarios con sabiduría, amor y respeto. Su familia, y la sociedad se lo agradecerán.

 

Cómo Crecer en el área de los Límites​

Tener una puntuación baja en los límites podría significar que usted carece de energía o motivación para lidiar con la disciplina, que no está bien organizado, que prefiere evitar los conflictos y / o puede tener una personalidad más relajada, o incluso, distante. Puede haber muchas otras razones por las que obtuvo una puntuación baja. El hecho es que su familia y la sociedad necesitan su crecimiento en esta área.

Los límites requieren mucha energía, tiempo, concentración, relación, equilibrio y comunicación. No es fácil enfrentar conflictos y emociones incómodas cuando a los niños les molestan sus límites, o cuando a las personas no reciben bien su “no”.

En un estudio del University College London, los investigadores descubrieron que las personas tendemos a tomar la ruta que ofrece menor resistencia. Tendemos a ir hacia la opción que requiere el menor esfuerzo, lo que refuerza dos ideas de las que hemos venido hablando: la necesidad de ser intencional en cada acción, y la necesidad de enfocar nuestra atención. La intencionalidad requiere planificación y energía. Esta nos ayuda a establecer, definir y reforzar los límites. El enfoque requiere atención disciplinada y ayuda a establecer, y perseguir las metas sin importar los tropiezos.

Estoy seguro de que, ya usted sabe, que las personas ofrecen su amor y aprobación como y cuando así lo tengan a bien. Así mismo, la felicidad de otros depende de ellos mismos, incluyendo a sus hijos. Yo creí, al menos por un momento, como muchos otros padres, en la tormentosa idea de intentar encargarme de la felicidad de mis hijos. Es un camino sin fin, desgastante, y absurdo. Todos buscamos la aprobación y el amor; la diferencia está en cómo los obtenemos. Los límites brindan libertad cuando se ejecutan correctamente. Al escribir los Salmos, David muestra su amor por los mandamientos y las reglas de Dios, y describe cómo esto lo mantuvo a salvo.

La falta de límites en los demás, muchas veces significa falta de límites hacia nosotros mismos. Muchos padres luchan con sus propios límites cuando se trata de tecnología. Estaba asesorando a un padre y a su hijo. El padre trabajaba en la industria de las computadoras y amaba los videojuegos. Estábamos trabajando para ayudar a su hijo adolescente a resolver su adicción a los videojuegos en línea. Fue difícil, porque el padre del niño no estaba dispuesto a dejar de lado sus videojuegos. Le tomó algún tiempo, pero el padre se esforzó por tener la motivación para imponerse límites a sí mismo, y a su hijo, lo que fue una experiencia transformadora para ambos.

Aprender a modelar constantemente los límites con la tecnología, la comida, las redes sociales, el tiempo, o cualquier otra cosa en la que su hijo pueda preguntar por qué usted puede hacerlo y ellos no, le ayudará a mejorar sus relaciones con sus hijos. ¿Qué límites puede poner para modelar el buen uso de sus dispositivos? ¿Tiempo de pantalla, comida, trabajo y videojuegos?

La falta de límites puede crear agotamiento, confusión, frustración y pérdida de respeto. Jesús llevó una vida equilibrada y, aun así, enfrentó persecución, cansancio, traición y sufrimiento. Se mantuvo firme en sus límites, aun ante el descontento de las personas. Mostró esto claramente al lidiar con los fariseos y cualquier otra oposición que enfrentaba. No le preocupaba hacer feliz a la gente. Estaba preocupado por sus almas y su relación con ellos.

Puedes trabajar en los Límites al:

  • Descansar lo suficiente para tener energía para trabajar en límites. ¿Cuál es el propósito del sueño? Preparar nuestro cerebro para el día siguiente. Nuestro cerebro trabaja duro mientras dormimos. Hay una reparación física y una reparación mental en nuestros cuerpos mientras dormimos. Asegúrese de hacer tiempo para detenerse y recuperar energía, de modo que tenga suficiente para establecer límites para usted y sus hijos. Establecer límites requiere mucha energía física y mental.
  • Aprender a estar cómodo con la palabra “no”. La palabra “no” puede proporcionar un respiro y crear respeto. Está bien decir “no” a los demás cuando sea necesario. No le convierte en una mala persona, amigo, cónyuge o padre. Cuando dice “sí” a algo, está diciendo “no” a algo o a alguien más. Cuando digo “sí” a más trabajo, a un compromiso con amigos, u otro proyecto en la casa, estoy diciendo “no” a tener tiempo con mi esposa, mis hijos, o conmigo mismo para “recargar baterías”. Es importante para mí mantenerme enfocado en buscar un equilibrio mientras ejerzo mi rol como empleado, terapeuta, amigo, padre, hijo y siervo de Cristo.
  • Establecer reglas y reforzarlas constantemente. Nuestras casas tienen vallas alrededor que marcan los límites de nuestra propiedad. No se mueven dependiendo de cómo se siente la gente. Los límites se establecen, y las personas aprenden a respetarlos. En un estudio de Penn State, los investigadores descubrieron que es importante enseñar a los niños sobre la buena toma de decisiones morales en línea a una edad temprana (intencionalidad) para que puedan comprender y seguir más fácilmente los límites de la tecnología. Esto les ayudará a estar más dispuestos y ser más hábiles para ponerse límites a sí mismos.
  • Aprender de otras personas a las que usted respeta por ser capaces de establecer límites con amor y respeto. Observe lo que tienden a hacer las personas con límites. Llenan su tanque emocional para poder relacionarse con los demás de forma más efectiva y genuina. Aprenda de estas personas, y no se avergüence de tomar notas. Preste atención a las disciplinas y / o habilidades que puede aprender para cumplir con sus propios límites.
  • Establecer lo que es más valioso para usted. ¿En qué invierte su tiempo? ¿En qué gasta su dinero? ¿Dónde pone la mayor parte de su energía? Reorganice sus prioridades para que, lo que quiere que sea valioso en su vida, sea verdaderamente la prioridad.

A su familia le encantará el resultado de su trabajo en este elemento. Tendrá un impacto duradero en usted y su familia. De hecho, aumentará su nivel de confianza en sí mismo como padre y aumentará el nivel de confianza en usted por parte de su cónyuge e hijos.

Más recursos sobre Límites

Ilustración de puente verde con azul
Palabra Gracias y el perdón

La gracia y el perdón son el regalo de la libertad que nos ayuda a experimentar el profundo amor de Dios. Estos dos elementos fomentan la interacción saludable dentro de la familia.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área de la Gracia y el Perdón​

Esto es increíble para su familia. Significa que tienen un pacificador en el liderazgo, que proporciona un gran ejemplo del ministerio de la reconciliación de Dios. Usted provee el fundamento para que su familia aprenda a manejar las diferencias, los desacuerdos, los errores y las posibles decepciones.

Usted es un canal del amor de Dios en su hogar. La gracia y el perdón son un antídoto contra la ira, la frustración y la decepción. El perdón le permite tener la libertad de estar presente en el “aquí” y el “ahora”.

Usted aporta la paciencia y compasión que requieren el autocontrol y la verdadera madurez, contrarresta el estrés y tiene claro, por experiencia propia, que nadie más que Jesús es perfecto. Jesús nos dio un ejemplo asombroso y poderoso cuando gritó desde la cruz “perdónalos porque no saben lo que hacen” mientras experimentaba un dolor insoportable y una gran humillación.

La gracia y el perdón tienen un costo. La buena noticia es que usted tiene abundancia del amor de Dios para darlos gratuitamente. Su familia obtiene los beneficios relacionales que estos rasgos brindan a diario. Usted ayuda a sus hijos a entender que pueden cometer errores, hallar gracia, y seguir creciendo en su identidad en Cristo. Aquí hay cinco formas en que puede ayudar a su familia a través de la gracia y el perdón:

  • Enseñe a su familia a aprender de los errores. Puede ayudarlos a ver los errores como oportunidades para crecer. Mi hija de 11 años estaba muy emocionada, y accidentalmente derramó verduras congeladas por todo el piso. Todos nos quedamos quietos, la miramos, y ella se quedó paralizada esperando a ver qué iba a suceder. Podíamos ver que se sentía mal. Fui a ayudar con la bolsa para que el resto no se derramara, y mi esposa dijo, “a los perros les encantan las verduras y van a estar muy felices”. Mi hija sonrió y observó cómo los perros se comieron las verduras del suelo.
  • Permita que el fracaso sea parte de la realidad, y proporcione gracia para motivar a su familia. La gracia nos hace entender que todos estamos en constante aprendizaje, incluyendo a los padres. Sus hijos entienden que es aceptable equivocarse mientras se aprende, y que hay espacio para intentar y fallar.
  • Modele y enseñe el hábito de soltar las cargas. Es fácil aferrarse a los errores cometidos. Se necesita ser fuerte para ofrecer una disculpa, y ser aún más fuerte para perdonar. Haga una pausa y converse acerca de los momentos en que pasa por alto un error, o deja pasar una ofensa con ejemplos de la vida diaria, como cuando alguien comete un error con su comida en un restaurante. Sus hijos le están mirando. Enséñeles a escoger sus batallas, y cuáles vale la pena luchar.
  • Deje que sus hijos aprendan que pueden traer a discusión temas complicados sin que usted pierda la cabeza. Ellos sabrán que pueden hablar con usted, y que su primera reacción será escuchar a través de la gracia. Esto permite que la sinceridad y la comunicación crezcan en su hogar.
  • Enseñe a administrar adecuadamente las emociones. Demuestre que la ira y la frustración no tienen que tener el control. Use las emociones como señales, en lugar de parámetros de conducta. Usted puede examinar sus sentimientos, y buscar la mejor manera de responder, en lugar de reaccionar.

Cómo Crecer en el área de la Gracia y el Perdón​

¡Me siento emocionado de que pueda trabajar en un área tan transformadora! Este proceso puede cambiar la forma en la que ve a las personas, y el mundo que lo rodea. Mientras usted reflexiona sobre sus heridas pasadas, me pregunto cómo sería la vida para usted, si se permitiera dejar ese pesado equipaje.

Roberto, un hombre de mediana edad, vino a verme para recibir asesoramiento. Me dijo que odiaba a su padre, y que no podía perdonar lo que él había hecho. Había venido a verme porque, con frecuencia, le gritaba a su familia, golpeaba puertas en casa, gritaba a otros conductores en la calle, tenía problemas con sus compañeros de trabajo, y estaba luchando por mantener su segundo matrimonio. Roberto no podía dejar ir los recuerdos de la ausencia de su padre, los gritos, los golpes y el abandono de su hogar. Era un hombre herido, y estaba hiriendo a otros a su alrededor. Roberto dijo que temía convertirse en su padre, y eso era exactamente lo que estaba sucediendo.

En la crianza, la gracia y el perdón son esenciales para que el amor de Dios brille en la vida de sus hijos. Son el fundamento para que su familia se mantenga sana cuando sus miembros cometen errores. Según una investigación publicada en la revista “Frontier of Human Neuroscience”, el perdón ayuda a nuestro cerebro a desarrollar empatía, y a ser capaz de rescatar lo positivo en medio de lo negativo. Los investigadores encontraron que el perdón ayuda a entrenar al cerebro para que entienda lo que la otra persona puede estar pensando, y proporciona la capacidad de tener una perspectiva más clara de lo que la otra persona estaba haciendo. En el contexto de la crianza, desarrollar este elemento, le ayudará a comprender que lo que hacen sus hijos no siempre tiene una motivación clara. Sus cerebros todavía están aprendiendo y desarrollándose, cometen errores y necesitan paciencia, comprensión, guía y perdón.

La gracia y el perdón son también una forma de liberarnos de nuestro pasado, para que podamos vivir en el presente. Nos ayudan a estar en el “ahora” con seguridad emocional, equilibrio y control para poder responder. Las siguientes son algunas formas en las que puede comenzar a trabajar sobre la gracia y el perdón en su vida:

  • Haga una lista de las cosas que le cuesta perdonar. Puede guardar esta lista en su billetera, cartera, Biblia, o en cualquier otro lugar. Analice, ¿por qué tiene dificultades para perdonar estas cosas? ¿Qué gana al aferrarse o no perdonar? ¿Cuál es la ganancia al perdonar?
  • Haga una lista de las cosas que debe dejar atrás, y está dispuesto a soltar para poder lidiar con el presente en libertad. Trate de sostener una taza con agua durante 5 segundos, 1 minuto, 5 minutos y 10 minutos. ¿Qué notó? ¿Notó que cuanto más tiempo sostienes el vaso, se siente más pesado, a pesar de que tiene la misma cantidad de agua? El mismo concepto se aplica a las cosas que nos han hecho nuestros padres, amigos, hijos, vecinos, compañeros de trabajo, etc. Usted será libre, a nivel emocional, para lidiar con el presente, en la medida en la que pueda dejar ir las cosas del pasado, que podrían incluir cosas que pasaron ayer, o hoy mismo. Imagínese soltando cada una de sus heridas y frustraciones, como si estuviera jugando al Tetris. ¿Qué lo hace aferrarse a la “ofensa” que se ha cometido en su contra? Por el contrario, ¿Cómo se siente cuando su lista de cargas se va reduciendo?
  • Vea los errores como oportunidades. Todo el mundo se equivoca, y cometemos errores todos los días. Los errores son oportunidades para expresar amor, experimentar aprendizaje y crecimiento. Los errores ayudan a desarrollar al máximo la paciencia, y esta es una característica fundamental del amor.
  • Pregúntese: “¿Hay otra forma de ver esto?” El perdón le permite entrenar su mente para ver las cosas desde múltiples ángulos. Por ejemplo, si su hijo dice: “Te odio”, probablemente significa que odia el hecho de que no puede hacer o tener lo que quiere. El sentimiento no es hacia usted. Todavía está aprendiendo a manejar sus emociones. Esta es una oportunidad perfecta para reformular con calma lo que está diciendo su hijo, una vez que las emociones se han calmado, para enseñarle cómo comunicar sus frustraciones de manera más efectiva y respetuosa. Podría decir: “Parece que desearías que la regla fuera diferente” o “Parece que desearías poder conseguir ese juguete”. “Estás frustrado y una forma respetuosa de expresar esto sería … Ojalá pudiera tener ese juguete y estoy muy enojado porque no me lo vas a dar”. “Esto tiene mucho más sentido para mí que … te odio”. “Realmente quiero entender lo que estás diciendo”. Muchos niños están aprendiendo a controlar sus impulsos, y no pueden ver las señales por sí mismos todavía. Trate de ver estos momentos como oportunidades para enseñar a sus hijos a interpretar las situaciones.
  • Dese la oportunidad de restablecer la confianza. El ejercicio de la confianza es un continuo, no es una cosa de “todo o nada”. Las oportunidades de restablecer la confianza, no solo requieren tiempo, sino también el perdonar las ofensas. Como padres, podemos enseñar a nuestros hijos a reconstruir la confianza cuando se ha perdido por un momento.
  • Eche un vistazo al panorama general: Dios nos ha perdonado por gracia, y podemos perdonar a los demás. Realmente todos hemos recibido abundante gracia por parte de muchas personas, entonces, ¿por qué tendemos a retener nuestro perdón? Curiosamente, nuestro cerebro tiende a concentrarse mayormente en los aspectos negativos de una situación, y a mirar brevemente los aspectos positivos. Desafíese a poner más atención a los aspectos positivos en una situación, tomando en cuenta la relación con la otra persona. Como padre y madre, usted está ayudando a crear una persona adulta. ¡Qué maravillosa oportunidad! Si está frustrado por no poder salir a tiempo, porque su cónyuge o hijos están retrasados, enfóquese en lo positivo, la oportunidad de ir de vacaciones. Encuentre un lugar para calmar sus emociones, de modo que pueda ver más allá para encontrar la gracia. Esto ayudará a que las vacaciones comiencen de la mejor manera posible, aunque no sea necesariamente como lo esperaba.

La gracia y el perdón le ayudarán a desarrollar humildad y fomentar el amor en su hogar. ¡Vale la pena el trabajo duro!

Más recursos sobre Gracia y el Perdón

Texto que dice Gracias
palabra Gratitud

Es una actitud que lleva al agradecimiento y al aprecio. El don de una perspectiva sana y positiva.

De click en el video y conozca más:

Si usted es Fuerte en el área de la Gratitud

Las personas agradecidas son personas amables. Si obtuvo una puntuación alta en el rasgo de la gratitud, usted aprecia de forma sincera las relaciones, y tiende a dar valor a lo que le rodea. Su perspectiva es esencial para su familia. Usted puede ver el lado bueno de las cosas. La gratitud es el antídoto contra una actitud de superioridad, y la receta secreta del optimismo.

Es probable que usted lleve paz donde quiera que vaya. La gratitud es un signo de madurez cristiana y requiere una perspectiva centrada en la libertad. Un aire de optimismo y calma le rodean. Qué gran regalo brinda a quienes están a su alrededor, a través de la fortaleza que haya en la gratitud. Seguramente, sus hijos sienten que son valiosos para usted, y saben que usted está agradecido de tenerlos en su vida, con todo y sus imperfecciones. Me encanta, de vez en cuando, decirle a mi hijo e hija: “¡Estoy agradecido de que seas mi hijo / hija!”. Esto suele provocar que me digan que están agradecidos de tenerme como su padre. Este es un gran ejercicio que nos ayudará a hacer una pausa y expresarnos. Yo doy por un hecho, que ellos no saben lo que quiero expresar, y quiero que siempre recuerden que estoy agradecido por ellos, incluso cuando estoy ocupado, estresado, cansado, o de mal humor.

Algunas de las personas más amables y felices que he conocido tienen este ingrediente clave en sus vidas. Recuerdo que, cuando estaba en la universidad, una señora de nuestra iglesia me contrataba para que hiciera trabajos de jardinería. Ella era amable, sincera y amorosa. Mientras trabajaba en su jardín, ella estaba pendiente de que yo estuviera bien. Me invitaba a almorzar con ella. Un día, preparó unos sabrosos sándwiches de atún y me invitó a sentarme con ella a la mesa de la cocina, a pesar de que yo estaba sucio y maloliente. Compartió conmigo recuerdos sobre muchas cosas y personas por las que estaba agradecida. Le encantaba hablar de lo bueno que Dios había sido con ella. Siempre me mostró mucha paz en su vida.

Los neurocientíficos han descubierto que la gratitud cambia el cerebro. Prathik Kini dirigió a un grupo de investigadores de la Universidad de Indiana, para analizar los efectos de la gratitud en el cerebro. Descubrieron que entre más agradecida sea una persona, su cerebro responde más naturalmente con una actitud de agradecimiento. Es casi como hacer ejercicio. Las áreas del cerebro que nos ayudan a estar agradecidos crecen y desarrollan conexiones duraderas. El cerebro desarrolla resiliencia en respuesta a la decepción, la adversidad y la pérdida. Este tipo de desarrollo mental puede ocurrir en cualquier etapa de la vida.

Puede ayudar a su familia a sentirse más agradecida, o simplemente beneficiarse de la fortaleza de su gratitud al:

  • Modelar cómo se detiene y agradece. Demuestre a su familia cómo apreciar los buenos momentos de la vida. Ayude a sus hijos a notar las pequeñas cosas, y a experimentar los grandes beneficios de ser y sentirse realmente agradecido. Ayude a los suyos a ver la provisión de Dios en el día a día.
  • Practicar expresar una razón de agradecimiento diario. Puede hacer esto a la hora de la cena, mientras conduce, o camina. Simplemente incorpórelo a la rutina del día. También puede modelar hablar con Dios constantemente sobre aquellas cosas por las que está agradecido.
  • Crear un registro de gratitud familiar. Algunas familias escriben un diario familiar todos juntos, ya sea en un cuaderno, o en un blog familiar privado, al que todos pueden agregar en cualquier momento.
  • Ayudar a su familia a ver sus bendiciones como familia, y la provisión de Dios, en lugar de concentrarse en lo que les falta, o lo que otros tienen.
  • Ayudar a su familia a ver el lado positivo de situaciones difíciles, decepcionantes o frustrantes. Esto puede ser difícil para algunos, hágalo con cuidado. Encuentre formas sinceras de obtener una nueva perspectiva, o de ver algo que pudo haber pasado por alto. Por ejemplo, si ocurre un accidente, o desperfecto en casa, y tiene seguro que cubra los gastos, concéntrese en estar agradecido de tener seguro, y que eso lo ayudará a resolverlo, aun cuando sea un inconveniente. Hay algunas personas que tienen la capacidad de decir: “lo material se recupera” cuando lo han perdido casi todo. Dicen: “Al menos todavía tenemos nuestra familia, nuestra vida y nuestra salud”. Esta actitud le ayuda a fortalecer su pensamiento. Puede modelar esta capacidad en sus hijos, lo cual les ayudará con su perspectiva cuando se conviertan en adultos.

El apóstol Pablo lleva la gratitud a un nivel máximo. Él dice en Romanos 5: 3-5 (NVI) que, “…nos regocijamos en… nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado”.

La gratitud no es solamente para ocasiones especiales. Es para todo el año y en todo momento, incluyendo los momentos de sufrimiento. Su gratitud ayudará a su familia a encontrar la paz, y a ver claramente todo lo que han recibido, incluyendo el sacrificio de Jesús, por la muerte en la cruz por sus pecados.

Cómo Crecer en el área de la Gratitud​

La gratitud es el fundamento de muchas cosas. Si obtuvo un puntaje bajo en esta área, se ha perdido de apreciar muchas bendiciones. Puede ser que usted sea una persona muy centrada en la tarea, que vive la vida a un ritmo maratónico, o simplemente nunca haya tenido el ejemplo de pausar un momento, y hacer un recuento de todo lo que tiene.

Hacer una pausa y notar el valor de las pequeñas cosas nos impulsa hacia la bondad. Y la bondad crea un ciclo que aumenta nuestra gratitud.

En dos estudios realizados por Antonio Damasio, profesor de neurología y psicología en la USC – Dornsife College, se descubrió que la verdadera gratitud inspira una actitud de reciprocidad. En otras palabras, cuando alguien hace algo por usted, la gratitud hace que usted quiera hacer lo mismo por otra persona. Esto puede transformar una cultura.

Mi esposa y yo llevamos a nuestros dos hijos, y a una sobrina, a esquiar en un hermoso día de vacaciones de primavera. No salimos tan temprano como yo hubiera querido. Paramos en una gran tienda de camino, y mi hijo dijo: “¡Esa ha sido la mejor tienda que hemos visitado!” El dueño era una persona amable, simpática, y llena de agradecimiento por la vida. Alguien con la libertad emocional para valorar a los demás, lo que nos hizo sentirnos importantes, y bien atendidos.

Llegamos a nuestro destino una hora y media más tarde de lo que esperaba. Todavía era un día hermoso, y recordé el privilegio de poder esta allí. Debo admitir que estaba un poco incómodo por no tener todo el tiempo que había planeado con mi familia. Sin embargo, iba a enseñarle a mi sobrina a esquiar ese día, y necesitaba enfocar mi energía en lo más importante.

Cuando me acerqué a la ventanilla de boletos, un hombre preguntó: “¿Va a comprar pases de esquí?” Lo miré un poco confundido por su pregunta y respondí “sí”. Él dijo: “No compre ninguno”. Lo miré un poco perplejo y dije: “pero, queremos ir a esquiar”. Comenzó a hurgar en su bolsa y dijo: “Tengo un pase que puedo regalarle”. Me llamó la atención su respuesta y dije: “¿Qué quiere decir?” Terminó dándonos cinco pases y dijo con una gran sonrisa: “¡Feliz Navidad, pásala!” ¡No lo podía creer! Ese gesto nos ahorró mucho dinero. Era un hombre que entendía el concepto de la reciprocidad. Le habían obsequiado cinco pases, con su pase de temporada y quería regalarlos. ¡Qué detalle!

En las Escrituras, Dios nos recuerda repetidamente, por medio del apóstol Pablo, que debemos ser agradecidos. Lo menciona como el cimiento de una nueva vida. Ayuda a que las otras virtudes cristianas funcionen y brillen. A su familia le encantará que usted invierta en la gratitud, porque se convertirá en una persona más amable de forma natural. También le ayudará a “darse cuenta” de las cosas y las personas que le rodean, y traerá una paz a su hogar que llenará a todos de motivación. Puede trabajar en la gratitud al:

  • Aprender a hacer una pausa y notar cosas, y personas por las que está agradecido. Deténgase y exprese agradecimiento. Puede comenzar por agradecer el aire, la comida, el agua, el refugio y la vida. La gratitud genuina requiere presionar el botón de “pausa” en la vida, y sentirse realmente agradecido. Este es el tipo de gratitud que los investigadores han descubierto que es excelente para su salud. Dios lo diseñó de esa manera.
  • Comenzar un diario de agradecimiento, y compartir algunas de las cosas que escribe con su familia siempre que pueda.
  • Expresar agradecimiento por detalles específicos en la vida de sus hijos. Por ejemplo, su sonrisa, su alegría, el apoyo que ellos le brindan, o sus palabras.
  • Intentar cambiar la percepción de una situación negativa con esperanza y/o positivismo. Por ejemplo, si su hijo rompe un plato, puede centrar su atención en la oportunidad de mostrar gracia, y ayudar a su hijo a aprender a ser responsable limpiando lo sucedido. Usted puede modelar el amor a través de la paciencia.
  • Entender que la falta de gratitud provoca estrés. Deténgase, respire, mire a su alrededor, y propóngase expresar, en voz alta, aquello por lo que está agradecido. Esto ayuda a su cerebro a lidiar con la distracción del estrés, y acumular “victorias” a lo largo del día.

La gratitud no solo le transformará a usted, sino también sus relaciones con otros. Le ayudará a encontrar la paz, y a ver el plan de Dios en toda su vida, y a su alrededor. Tendrá la certeza de que Él está con usted dondequiera que vaya.

Más recursos sobre Gratitud

¡Adquiera el libro!

Sumérjase en los 7 Elementos Indispensables para la crianza de sus hijos con el libro de Daniel Huerta, MSW, LCSW, Vicepresidente de Crianza y Juventud en Focus on the Family. Este libro práctico y accesible proporciona un capítulo detallado sobre cada rasgo, lleno de consejos e ideas útiles sobre cómo crecer en cada una de estas áreas.

© 2020 by Focus on the Family. All rights reserved. 

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Blanco Largo de Enfoque a la Familia

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.

Reciba contenido especial e información actualizada

Reciba contenido especial e información actualizada

Logo Enfoque a la Familia Ecuador

Suscribase a nuestro boletin

Al enviar este formulario, usted autoriza a Enfoque a la Familia enviarle información o recursos a su correo electrónico.